Menú Cerrar

Alimentos muy ricos y nutritivos para niños y bebés

Escrito para BabyCenter en Español

Los "superalimentos" que listamos abajo están llenos de nutrientes que son muy beneficiosos para la salud. Algunos críticos piensan que no es buena idea enfocarse solamente en algunos alimentos muy saludables, pero todo el mundo está de acuerdo en que estos alimentos constituyen un paquete nutricional muy poderoso. Lo esencial es que, aun si logras agregar sólo uno de estos alimentos al plato de tu hijo, ya es un avance, y podrías estar iniciando buenos hábitos alimenticios que le aportarán beneficios de salud de por vida.

Aguacate

El aguacate es la única fruta con grasas monoinsaturadas ”buenas” y saludables que podrían ayudar a bajar el colesterol “malo” que, en altas concentraciones, puede dañar al corazón. El aguacate es también una gran fuente de fibra soluble que ayuda a estabilizar el azúcar en la sangre. Además está repleto de vitamina E, que protege las células de los radicales libres (que son moléculas nocivas que ingresan en el organismo a través de diferentes sustancias como la luz del sol o los gases de los tubos de escape de los autos). “Puedes tratar de machacar un aguacate con un poco de jugo de limón y yogur y usarlo en quesadillas o tacos, o como aderezo con vegetales crudos”, nos sugiere Jessica Seinfeld, autora de varios libros de cocina para niños y bebés.

Averigua si es necesario darle a tu pequeño un suplemento vitamínico.

Arándanos

Los arándanos (también conocidos como mora azul) están llenos de vitaminas, minerales y antioxidantes, que son sustancias que reducen la producción de químicos en el cuerpo que pueden dañar las células. Los arándanos ayudan también a bajar el colesterol, mejoran la memoria y combaten ciertos tipos de cáncer. Como verás son muchos los beneficios que traen estas pequeñas frutas, ya sean frescas o congeladas. “Yo preparo un puré de arándanos y espinacas y se lo pongo a los tacos, hamburguesas, panqueques o panques galletas y pastelitos de chocolate”, dice Missy Chase Lapine, autora de libros de cocina. "Los arándanos frescos, orgánicos o congelados, son uno de los alimentos con más nutrientes que puedes incluir ‘disfrazados’ en una gran cantidad de platillos".

Avena

Este grano entero, con su sabor suave y versátil, ayuda a prevenir las subidas bruscas y bajones de azúcar en la sangre y mantendrá a tu hijo con la sensación de sentirse lleno y satisfecho. Además, también ayuda a bajar el colesterol malo. "Sirve avena en el desayuno", dice Chase Lapine. La avena cruda, que hay que cocinar, en lugar de las avenas instantáneas, es preferible porque tiene más fibra y la energía que produce dura más. Cocínala con leche, en lugar de agua y añade unos arándanos para un iniciar el día de forma balanceada.

Avena

Este grano entero, con su sabor suave y versátil, ayuda a prevenir las subidas bruscas y bajones de azúcar en la sangre y mantendrá a tu hijo con la sensación de sentirse lleno y satisfecho. Además, también ayuda a bajar el colesterol malo. "Sirve avena en el desayuno", dice Chase Lapine. La avena cruda, que hay que cocinar, en lugar de las avenas instantáneas, es preferible porque tiene más fibra y la energía que produce dura más. Cocínala con leche, en lugar de agua y añade unos arándanos para un iniciar el día de forma balanceada.